Las 10 recomendaciones más importantes:

  1. La computadora debe estar en un lugar al cual todos tengan acceso, y no en la habitación del niño o niña. Recuerde que es mucho más difícil para el delincuente sexual comunicarse con un niño cuando la pantalla de la computadora está en un lugar visible para los padres o cualquier otro miembro de la familia.
  2. Limite el tiempo de uso de la Internet, de preferencia haga del uso de Internet una actividad familiar.
  3. Asegúrese de aconsejar a sus hijos no dar ninguna información que pueda identificarlos: nombres, direcciónes, números telefónicos de la casa o del celular si tiene uno, el nombre de su escuela, etc.
    Pida a sus hijos no compartir o decir sus contraseñas a nadie.
  4. Pídales que le informen si reciben mensajes que los amenacen, humillen o que sugieran algo que los incomode, aunque sea de amigos o familiares.
  5. Conozca a sus amigos cibernéticos y jamás permita que sus hijos visiten a un desconocido (aún si le dice ser un menor de edad). Las personas que se conocen en la Internet, no necesariamente son lo que dicen ser.
  6. Aprenda a navegar en Internet por usted mismo, si no sabe, tome una clase.6. Aconséjeles a no llenar encuestas a cambio de regalos, ni a inscribirse en grupos, ni proveer datos personales a cambio de algo. Varios sitios de Internet pueden estar diseñados para recopilar información de sus hijos o de usted mismo.
  7. Los programas de bloqueo no son tan efectivos como lo es la supervisión de los padres. Unos son para bloquear sitios de contenido pornográfico, otros  para bloquear información personal que pudieran escribir los niños, el acceso al chat o sitios de mensajes instantáneos. 
  8. Esté consciente que la generación actual de niños y jóvenes tienen gran conocimiento de computación y los filtros pueden ser inservibles para este propósito. Nuevamente, la comunicación y la supervisión son la mejor herramienta.
  9. Limite el acceso a la Internet a horarios determinados por un adulto.
  10. Utilice los controles de padres que ofrecen los proveedores de Internet.