Se denomina cáncer a un grupo de enfermedades caracterizadas por el crecimiento incontrolado y la propagación de células anormales. Si esta propagación no se controla puede causar la muerte. Su causa se debe a factores tanto externos (tabaco, organismos infecciosos, alimentación deficiente, sustancias químicas y radiación) como internos (mutaciones heredadas, hormonas, problemas inmunitarios y mutaciones debidas al metabolismo).

Tipos de cáncer de mayor incidencia entre los hispanos
Pese a que el cáncer es la principal causa de muerte entre los hispanos, en términos globales, la tasa de incidencia y mortalidad es menor que la de otros grupos étnicos. De acuerdo con la Asociación Americana del Cáncer, los tipos más comunes de cáncer entre la población hispana son los siguientes:

  • Hígado y conducto biliar intrahepático
  • Estómago
  • Cuello uterino
  • Vesícula biliar

¿Se puede prevenir el cáncer?
Entre más temprana sea la detección, mejores son las posibilidades de tratamiento y recuperación. La propagación del cáncer se define por etapas:
• Etapa local: cuando el tumor maligno se encuentra localizado en el órgano de origen.
• Etapa regional, cuando el cáncer se ha extendido a órganos o tejidos circundantes.
•Etapa distante: el cáncer se ha propagado a órganos y tejidos linfáticos distantes.

Un gran número de casos de cáncer se podría prevenir con la adopción de estilos de vida más saludables, como no fumar, mantener un peso corporal saludable y ser físicamente activo.

La mayoría de los cánceres causados por el uso del tabaco y el uso excesivo del alcohol se pueden prevenir completamente al dejar de fumar y de beber.

Muchos de los cánceres causados por factores externos, como por organismos infecciosos, también se pueden prevenir.

Las pruebas de detección pueden descubrir los cánceres de seno, de colon y recto y de cuello uterino en una etapa inicial, con lo cual aumentan las probabilidades de éxito del tratamiento.

Una gran proporción de cánceres de colon y recto pueden prevenirse evitando factores de riesgo tales como la obesidad, la inactividad física, el consumo de carnes rojas y procesadas, así como mediante la detección temprana y la extirpación de lesiones precancerosas con exámenes exploratorios.

Casi todos los cánceres de cuello uterino se pueden prevenir mediante la detección y eliminación de lesiones cervicales precancerosas, así como con la vacunación contra el virus del papiloma humano.

¿Qué factores de riesgo pueden ser controlados?
Tabaquismo, dieta, sedentarismo, sobrepeso, alcoholismo, exposición al sol, exposición a materiales nocivos como el radón, plomo o el asbesto y enfermedades infecciosas son factores de riesgo que pueden ser controlados y ayudar a reducir el riesgo de aparición de cáncer.

¿Qué debemos hacer ante la posibilidad de tener cáncer?
Los pacientes deben tener la seguridad de que conocen el diagnóstico y estar conscientes de que la recuperación, si la hubiera,  puede ser larga y penosa. Entre la comunidad hispana es común que los miembros de la familia no quieren que el paciente conozca su diagnóstico, lo que perjudica la relación médico-paciente e interfiere en el seguimiento de las recomendaciones apropiadas para su cura. Una vez que el cáncer se diagnostica la familia debe unirse y apoyar totalmente al paciente.

Si usted tiene cáncer
Recomendamos la Lectura Sencilla preparada por la Sociedad Americana sobre el Cáncer (American Cancer Society). Incluye preguntas que debe hacerle al médico.
Haga clic aquí.