La depresión es un trastorno del estado de ánimo caracterizado por sentimientos de abatimiento, infelicidad y culpabilidad, además de que provoca una incapacidad total o parcial para disfrutar de las cosas y de los acontecimientos de la vida cotidiana. Wikipedia

  • Las personas que no han sufrido la depresión no pueden entender a la persona que la sufre. ¿Cómo puedes estar deprimida si tienes un marido que te apoya y unos hijos preciosos?
  • En el caso de los hispanos que viven en Estados Unidos, el cambio radical de cultura, las condiciones de vida y la lejanía del entorno familiar son algunos de los factores que contribuyen a la depresión.
  • Un paciente con depresión tiende a convertir sus pensamientos negativos en verdades o realidades y las sufre intensamente. La desesperanza, ansiedad y el desamparo se apoderan de la lógica y del razonamiento y desencadenan comportamientos autodestructivos como el alcoholismo y, en algunos casos graves, el suicidio.
  • En muchas situaciones se dice que la persona es irresponsable porque no hace nada, y lo que pasa es que no puede porque verdaderamente la está pasando muy mal.
  • Tenemos que ver a la depresión como una enfermedad que requiere de atención médica y de la comprensión de la familia pues puede llegar a tener consecuencias fatales.
  • La depresión puede ser producto de una experiencia traumática en la vida de una persona. Por ejemplo, un divorcio, la muerte de un ser querido, las dificultades financieras, el desempleo, los problemas de salud y la falta de un hogar son motivos comunes.
  • La depresión acaba cuando se resuelve la situación que altera al paciente. Sin embargo, si los síntomas persisten por mucho tiempo, la depreión puede volverse permanente.
  • Los niños también pueden deprimirse. Si bien la niñez es considerada un momento de alegría, para muchos es todo lo contrario. Esto es más común en ciertos hogares caóticos, en los que los padres también sufren de depresión o abusan de ciertas sustancias.
  • La depresión que afecta a personas de más de 65 años de edad suele confundirse con otros problemas típicos de la edad como demencia y falta de energía y se desatiende a los que la padecen.
  • La depresión puede controlarse y, mientras más temprano se diagnostique, habrá menos posibilidades de sufrir recaídas en el futuro. 
  • Le mejor receta es acudir al médico y apoyar a la persona que sufre la depresión.

Para más información en español consulta Ansiedad y Depresión en el Centro para el Control y Prevención de las Enfermedades.

Complilación realizada por 400 Voices, Inc. Junio 2019.