La temperatura corporal normal cambia a lo largo del día y varía según la edad de la persona. Una temperatura arriba de lo normal indica fiebre que proviene de una infección o enfermedad. Es un síntoma de que nuestro cuerpo ha activado su sistema inmune para defendernos de virus o de bacterias que lo están atacando. Para medir la temperatura en casa la mejor manera es con un termómetro:

  1. Abajo de la lengua para niños de 4 a 5 años en adelante, jóvenes y adultos.
  2. Para menores de 4 años use el termómetro en el recto. Nunca ponga un termómetro en la boca de estos niños.
  3. Después de usar el termómetro lávelo con agua y jabón y límpielo con un algodón con alcohol.

Temperatura normal:

Adultos:
97 °F  a 99 °F
36.1 °C  a  37.2 °C

Bebés:
97.9 °F a 100.4 °F
36.6 °C  a  38 °C

Cuando la temperatura de un jóven o un adulto es de más de 104°F  (40° C) debe llamar a doctor. Para personas mayores de 60 años es cuando la temperatura sube a 100.4° (38 °C).

Síntomas de la fiebre

  • transpiración o sudor
  • escalofríos o temblores
  • piel caliente o enrojecida
  • dolor de cabeza
  • dolor de cuerpo
  • fatiga y debilidad
  • pérdida de apetito
  • aumento del ritmo cardíaco
  • deshidratación

Información tomada de los CDC y otras fuentes médicas.