© Profe Mobius

Si deseas bajar de peso puedes seguir las técnicas que se utilizan para medir resultados de una manera efectiva.

Primero que nada, tienes que fijarte una meta a corto plazo, digamos mensual, y otra a largo plazo que podría ser anual. Anota tus metas en un cuaderno. Tendrás que ir a la báscula cada mes y llevar un record de tu peso. Tu peso mensual podrá subir y bajar, pero tu meta anual más te vale cumplirla. La medición de estos resultados contiene dos indicadores.

  1. Indicadores rezagados

Estos muestran lo que ya pasó y que no puedes cambiar cuando mides tu peso. Al momento que te subes a la báscula ya no puedes hacer nada para que baje tu peso. La meta que tenías ya pasó y ahí ves si la cumpliste o no. No es nada motivante si subiste de peso, pero tienes una meta y debes cumplirla.

Claro que a lo largo de los meses verás como se comporta tu peso; si es una línea que baja en línea recta o es un verdadero sube y baja. Para cumplir con tu meta necesitas otros indicadores que vean hacia adelante y que te motiven para que realmente bajes de peso.

  • Indicadores de avanzada

Si lo piensas bien, solamente hay dos factores que afectan tu peso:
• las calorías que consumes y
• las calorías que quemas

Tú puedes bajar de peso si cuidas estos indicadores, que por lo general nos cuestan trabajo medir. Cuando comas tendrás que medir o calcular tus calorías y dejar de comer alimentos como los refrescos, “fast food”, botanas y, sobre todo, el pan de harina blanca. Además debes caminar 20 minutos al día, por lo menos. Te puedes quejar y decir ¿qué vida es ésta? pero tú sabes que puedes y debes lograr tu meta.

Si todos en tu familia cuidan sus calorías y hacen ejercicio, podrán estar seguros de que bajarán de peso. Entonces sí, la báscula será el indicador clave para medir si alcanzaron sus objetivos.

En la sección de Alimentación y Nutrición encontrarás información útil para cuidar tu peso y tu salud.

¿Tienes preguntas o comentarios?
Envíame un email a profe.mobius@pactmovil.org