Sheyla Alvarez NRCMA es una joven de 23 años que trabaja como Asistente Médico Certificado en el Hospital Metodista de Houston. Nació en Los Angeles de papás inmigrantes de Michoacán, México. Está casada y tiene dos hijos.

Al terminar high school con un GPA de 3.8, Sheyla decidió que quería ser doctora y fue entonces que la migra agarró a su papá y lo deportó. Sus planes cambiaron pues tuvo que ponerse a trabajar de mesera para ayudar a su familia, ganando $2 la hora más propinas.

Un día vió en la televisión un anuncio del Everest Institute que ofrecía estudios de corto tiempo y decidió ir a ver de que se trataba. El Instituto la ayudó a llenar la FAFSA y entró a un programa de enfermería de un año. Fue un año muy difícil pues se levantaba a las 4 de la mañana para poder tomar el autobús y llegar a clases a las 6 de la mañana, y a las 11 tomaba otro para llegar a su trabajo. Además, tuvo que trabajar 200 horas en una clínica para poder obtener su certificado y poder trabajar en el Methodist Hospital con el reconocimiento médico necesario.

Sheyla está convencida que los padres deben aprender el sistema educativo para que puedan guiar a sus hijos y así ahorrarles dinero y tiempo en sus estudios.

Hoy en día tiene un salario que le permite contribuir al gasto de su hogar pero no es suficiente. Sheyla planea mudarse con su esposo y sus dos hijos a la Texas A&M University en College Station, Texas para especializarse en  anestesiología. Está decidida a lograr sus metas y salir adelante.

Publicado el 17 de febrero 2020

NOTA: Para convertirse en anestesiólogo se requieren ocho años: cuatro años de escuela de medicina y cuatro años de residencia,